17 ene. 2008

Juegos de Guerra

Por culpa de esta película hoy soy informático

La escena en la que el protagonista se cambia las notas del colegio, colgando el teléfono sobre un aparato que está conectado al ordenador, me dejó fascinado. Yo quería ser así, quería ser un hacker; quería poder controlar todo desde mi ordenador, desde bajar los últimos juegos de una compañía hasta controlar el ordenador central del ejercito de los EEUU; quería, simplemente, tener un ordenador.

¿Cómo se les ocurrió hacer esta película en 1983? No recuerdo mucho de esa época, la generación boba era una panda de mocosos por aquellos años. ¿Ya existían hackers en aquel entonces? Me llama la atención que así sea, pero parece que así es, ¿no? Por lo que se ve, estos hackers se bajaban los juegos de internet, como mucha gente hace hoy en día, y se dedicaban a entrar en los ordenadores del gobierno de los EEUU, esto va a ser que no lo consigue tanta gente.

Un juego muy extraño. La única forma de ganar es no jugar. ¿Qué tal una partida de ajedrez?

¡Qué gran frase! En fin, que hace mucho que desistí en emular al protagonista de Juegos de Guerra, hay que estudiar mucho para ser un hacker, y además que el ajedrez se me da mal. Una gran película aunque sólo sea porque fuera una de las primeras películas sobre informática.

No hay comentarios: