27 sept. 2007

Diseños bien copiados y diseños mal copiados

Hoy tengo el día copión, lo reconozco, pero por lo menos he puesto 3 entradas, así que no me lo echéis en cara que ya me veo a uno que yo me sé con el cuchillo en la boca.

Este post es un copy paste de uno de mismo título, Diseños bien copiados y diseños mal copiados, del blog Punto y aparte propiedad de Carlos Fenollosa. Habla, de una manera sencilla, sobre las herramientas que utilizamos para manejar el Sistema Operativo, del por qué se crearon, de las pegas que tienen y del modelo Mac que para el autor y para mí es el correcto.

Como ya os he dicho os copio el post tal cual, pero os recomiendo que lo leáis del original para que también podáis leer los comentarios que surgieron.

Continúa...

Enseñar a usar un ordenador a alguien te da un punto de vista curioso. Después de 15 años usando un PC, uno se acostumbra a todo y no se plantea por qué las cosas son como son. Hasta que alguien te lo pregunta.

Mi madre está aprendiendo a leer el correo y navegar por internet. La lección de la semana pasada era más difícil: «¿cómo me bajo los podcasts?». Pues nada, abres el reproductor de música “respingos” (rhythmbox) y vas al apartado “podcasts”. «Ah, vale, ya lo entiendo»

Ahora es cuando viene la pregunta del millón: el reproductor está en el menú, en un acceso directo en el escritorio y si lo abres aparece en la barra de tareas, en forma de botón. Después de un rato explicando que las ventanas son como hojas de papel encima de un escritorio, ¡resulta que el reproductor se esconde en la bandeja del sistema!

«¿Oye, en lo del reloj no decías que salían dibujitos con información?» (reloj, volumen, red) «Entonces, ¿por qué también salen los programas que abro? ¿Y por qué el reproductor no aparece en la barra de abajo como los demás?»

Buena pregunta.

Entonces me planteé cuándo empezamos a usar la bandeja del sistema. Resulta que ésta es un “apaño” inventado en windows 95, y que servía para ocultar programas que se ejecutaban durante mucho tiempo (winamp) y no querías que ocuparan espacio enla barra de tareas. Años después disponemos de una barra de tareas mejorada y escritorios virtuales, pero como nos hemos acostumbrado a la bandeja del sistema la seguimos usando sin darnos cuenta. Y resulta ser una mala metáfora de escritorio, porque rompe el modelo al que estábamos acostumbrados.

«¿Por qué el mismo programa está en el escritorio, en el menú de aplicaciones y al lado del menú de aplicaciones? (accesos rápidos)», me pregunta. Nuevamente, vuelvo atrás en el tiempo. Los accesos rápidos sirven para tener los programas que más usas, y aparecieron en windows 98, porque el menú de inicio de windows 95 es una puta mierda. Cada distribuidor de software crea un submenú, y al final no puedes encontrar nada. Windows XP tiene accesos rápidos a un clic del menú, y por eso ocultó los “accesos rápidos” de la barra de tareas, aunque como mucha gente estaba acostumbrada a usarlos, los seguía usando. Es decir, la gente va adoptando cada nueva solución “parche” que los diseñadores de interfaces se inventan y, como la siguiente solución es mejor, también la adoptan, pero sin olvidar la anterior.

Por eso, a día de hoy, la información está diseminada por el escritorio. Menú, accesos rápidos, accesos directos del escritorio, barra de tareas, bandeja del sistema. Cada utilidad tuvo su momento, y ahora las usamos todas a la vez, sin darnos cuenta de que no es una buena solución. Estuve dando vueltas al asunto, y resulta que (muy a mi pesar) de nuevo la solución la encontró Apple con su Dock.

He instalado awn, un “dock” para gnome y beryl, y creo que es la mayor mejora en interfaces que se ha realizado nunca.

Pausa.

Atención a los maqueros que me conocéis: tengo que tragarme mis palabras, y lo que voy a decir ahora puede provocar que descorchéis el cava, así que id a la nevera.

Decía que MacOSX tiene la mejor usabilidad que he probado jamás (y ahora Gnome ha copiado, gracias a $DEITY). Las aplicaciones más usadas están en el Dock. Si haces un clic, aparece la ventana, si haces otro clic desaparece. Sólo hay una instancia de cada ventana, por lo que no hay confusión posible. El icono es grande y muy informativo: el del correo te dice si tienes mails, el del reproductor te pone la carátula de la canción que estás escuchando, el del chat te avisa de eventos… (ojo, awn hace todo esto también). Si llegase el extraño momento en que las ventanas te marean, ¡zas! exposé y escoges visualmente la que necesites. Nada de alt-tab ni barra de menús. La barra de menús es una puta mierda comparada con un dock.

Un ejemplo de dockHmmm… ¿los programas están abiertos o cerrados?… ¡qué más da! Sólo necesito saber que, si clico en su icono, aparecerán.

Ahora entiendo también por qué MacOSX no tiene escritorios virtuales: porque no le hacen falta. Tú trabajas, y cuando necesitas una aplicación haces clic en el dock. ¿Que estaba abierta? La muestra. ¿Que no? La abre, y la muestra igual, y tú no tienes por qué saber nada de lo que sucede si no quieres. Simplemente funciona. No hay una barra de tareas recargada, porque los iconos son cuadrados y muestran el texto del programa al pasar el ratón por encima (y, con un plugin de beryl, una miniatura de la ventana, como en Vista). NO hay necesidad de escritorios virtuales porque las ventanas no se molestan entre sí.

Efecto Expose, todas las ventanas abiertas aparecen en pantalla.¡He perdido la ventana con la que estaba trabajando! Ah, no, está aquí.

¿Quieres utilidades para el panel, tipo weather, notas, información? Tienes los widgets (también en beryl), que no están en el escritorio sino en una capa aparte, y no molestan pero están ahí. No hay bandeja del sistema, porque no hace falta. Si un programa necesita darte información lo hará desde el dock, y si no lo necesita se ejecutará en modo “daemon”. La barra lateral de Vista es una mierda porque molesta a las ventanas y al escritorio, los widgets de Mac no molestan.

Pantallazo con WidgetsNo hay un exceso de información visual, porque tengo las tonterías y distracciones ocultas en una capa aparte. No necesito saber los RSS, el tiempo o el reloj a cada momento, sino bajo demanda.

No sé si lo cogéis. La clave de todo es que las cosas no se solapan entre sí. Las ventanas no se solapan, las tareas no se solapan, la información no se solapa.

Con procesadores actuales, abrir un programa de la caché es casi como restaurar una ventana minimizada. Si os habéis fijado, las PocketPC ya hacen esto: no cierran las aplicaciones, sólo ocultan la ventana. El Dock es una metáfora genial para esto, porque unifica el concepto “un programa” con “una ventana”. En el resto de sistemas operativos, empezando por Windows y por todos los que lo copian (KDE, Gnome, etc.) confunden al usuario novato y hacen perder tiempo al experto, porque las cosas se ejecutan desde el menú y se muestran desde la barra de tareas, por no mencionar el que si ejecutas un programa que ya tenías abierto, depende en qué casos y si está mal diseñado, puedes perder datos. Con el dock eso no pasa jamás, porque la representación de la ventana y la representación del ejecutable es la misma.

Ahora mismo tengo instalado beryl y awn, y si la idea llega a cuajar, empezará a desaparecer el panel inferior de gnome para ser reemplazado por un dock, y será cuestión de tiempo que desaparezca también el panel superior. Respecto a tener una barra de menús general para todas las aplicaciones no estoy tan conforme, porque una premisa del diseño es que los elementos deben ser predecibles, y una barra que cambia cuando cambias de aplicación es visualmente molesto y confunde al usuario.

Barra superior con applets¿En qué iconos puedo clicar, cuáles son sólo informativos y cuáles representan ventanas minimizadas?

Con sinceridad: los que nunca habéis usado Gnome o MacOSX y sólo habéis probado windows o KDE estáis usando un sistema que, obviando gustos y funcionalidades, está mal diseñado. Windows está mal diseñado, y KDE copió el patrón equivocado. Gnome es un intermedio y se deja utilizar, pero le falta el dock.

Lo que os digo os podrá gustar o no, pero empiezo a entender por qué la gente que prueba MacOS queda tan alucinada. Apple podrá tener muchos defectos, como pecar de elitista o ser demasiado desconsiderada con sus usuarios por sacar revisiones de hardware cada poco tiempo, pero de diseño sabe un montón. Llevo sólo dos días usando el dock y me parece como si el sistema tradicional de la barra de tareas fuera prehistórico. Es ineficiente, feo, confunde al usuario, desaprovecha el espacio y te obliga a tener escritorios virtuales para organizar tus ventanas.

Chavales, hacedme caso y probad Gnome + Beryl + awn. Hay howtos por miles de páginas de internet, específicos para cada versión de ubuntu (o lo que uséis) y tarjeta gráfica. Perdí una tarde en configurarlo todo, pero estoy ahorrando segundos a cada momento que uso el ordenador. Estoy usando software muy alpha (beryl 0.2, awn 0.1), awn está en pañales y le faltan cosas básicas, como poder meter la papelera o carpetas en los accesos directos o arrastrar documentos a ventanas, pero que ofrece un potencial inimaginable porque es libre y se podrá adaptar fácilmente a cualquier situación.

Si ya probasteis los programas rompedores de macosx en ubuntu, ahora toca probar lo mejor que han parido: la gestión de ventanas y programas. Ya os digo yo que no os arrepentiréis.

Cuando una distro se anime a reemplazar completamente la gestión de ventanas antigua por un dock será cuando veamos el boom de linux en el escritorio. Todas las metáforas que se han copiado hasta ahora de windows han resultado un fiasco: el menú de inicio (incluso el gnome-main-menu de Novell), la bandeja del sistema, la gestión de ventanas (aun con escritorios virtuales), etc.

Sé que hay un flame eterno entre Gnome y KDE, pero creedme, la interfaz de KDE es un popourri de metáforas windowseras mal colocadas que inundan al usuario de información y opciones innecesarias. Gnome es una ligera mejora, pero lo bueno de verdad está en Mac. Comprobadlo, que merece la pena.

3 comentarios:

osobuko dijo...

Buah! Todo copiar, todo copiar :P Y cuál es tu opinión al respecto? Venga, hombre, edita y pon algo más de lo que tú piensas.

Yo, aunque vacilo a los mac-eros que conozco, he de decir que su interfaz gráfica es de lo mejorcito que hay. Muy buena, en serio. Por eso pienso que es más adecuado evolucionar por esa vía.

Y otra cosa que no se menciona. Para que se mueva la interfaz de los Mac o la de este artículo, la cantidad de recursos no es mucha (ordenador normalito con aceleración 3D). Probad con Vista... es peor y tienes que tener un pepino. En fin...

Alberto dijo...

Anda que ya sabía que ibas a saltar.
No lo he modificado porque me parece una opinión bastante buena y me apetecía respetarla. Otro día daré mi opinión en otro post que este ya era bastante largo, de todos modos mi opinión es bastante parecida

osobuko dijo...

No querías comentarios? Toomaaaa ;P jajajaja No, hombre, si ya sabes que es en plan constructivo. Pero fijo que tú también puedes comentar algo interesante, que te has pegado más que yo con el tema de Beryl :-)

Aaaalbeeertoooo, Aaaalbeeertoooo, Aaaalbeeertoooo

Para que veas que también te se hacer la pelota XD